ANIMALES EXÓTICOS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Advertisement

Aprende en este artículo sobre algunos ejemplos de animales exóticos y como están en peligro de extinción.

Advertisement

En el mundo animal existen millones de especies cuyo hábitat ha sido sumamente afectado por la acción del hombre: contaminación, deforestación, urbanización…

Como consecuencia muchas especies exóticas se encuentran hoy en peligro de extinción y en el peor de los casos se ha exterminado en masa a muchas especies.

Advertisement

A continuación te mostraremos 2 de las miles especies exóticas que se encuentran en máximo peligro.

Delfín Irrawaddy

Irrawaddy_dolphin

Este hermoso animal a diferencia de su pariente más cercano (las toninas) tiene su cabeza redonda, su pico no sobresale.

Su frente es lisa con unas particulares aletas triangulares siendo las dorsales más pequeñas que las laterales.

Su cuerpo es corpulento y su cuello es flexible con un tono de piel un tanto azulado a tonos un poco grises.

Este animal es muy atacado por el hombre quien, con el uso de redes causa muchísimo daño a este delfín y por tanto muchos de ellos llegan a morir, otros contaminan su hábitat o capturan en masa las especies de las cuales se alimenta este delfín exótico.

Aun cuando el hombre no quiera hacerle daño a este exótico animal, también llega a capturarlo para domarlo y usarlo en cautiverio para espectáculos en parques acuáticos los cuales muchas veces no reúnen las condiciones necesarias para el completo bienestar de esta especie.

Perico Kakapo

perico-kakapo

El perico Kakapo es otra de las especies exóticas, es decir, no comunes dentro del entorno humano y por tanto difícil de hallar.

Principalmente esta ave se consigue en Nueva Zelanda. El origen de su nombre viene específicamente del idioma maorí y su significado es: “loro nocturno”.

Una característica particular de este exótico loro es que es el único que no posee la capacidad de alzar vuelo. Los machos llegan a medir aproximadamente unos 60 centímetros y su peso aproximado es de entre 4 a 5 kilogramos.

Sus alas son demasiado pequeñas en comparación con el resto de su cuerpo y es la razón por la cual no vuela.

Pero esto no quiere decir que sus alas no sirvan de nada pues, con ellas mantiene el equilibrio y evita caídas desde los arboles. Su plumaje es de color verde y algunas plumas son negras.

Su cabeza es redonda y puede ser confundido con una lechuza debido a que su cara es parecida a una.

Aun cuando cuesta conseguirlo para apreciar su hermosura, hasta su hábitat ha llegado la mano del hombre causando una forma de vida precaria para esta especie.