MACACO JAPONÉS » Primate inteligente y astuto

El macaco japonés es también llamado mono de las nieves o macaco de cara roja. Es un animal exótico, de la familia de los cercopitecos y es el único primate nativo del Japón. Viene a ser uno de los mamíferos que vive en las latitudes más al norte del globo terráqueo. Se encuentra muy bien amoldado al extremo clima frío que domina en gran parte del archipiélago japonés. Regularmente lo encontramos en los bosques y las montañas de ese archipiélago.

Es un mamífero exótico, que sabemos endémico de las islas del Japón. Es decir, se encuentran sola y específicamente, en el territorio japonés. Tiene características extraordinarias, diferentes, especiales y casi únicas. Forma parte de esa especie de animales de escaso número de individuos, confinados a una región particular. Animales que se destacan tanto por su hábitat como por las cualidades que han desarrollado en su evolución.

Los macacos japoneses son animales raros aunque tienen características similares a simios de otras geografías.

Características del macaco japonés

Es un animal mayormente diurno, la búsqueda de alimento y otras dinámicas de carácter social, las realiza a pleno día. Se destaca como uno de los primates más inteligentes. Asombrosamente, ha desarrollado hábitos como por ejemplo, el de lavar muchos de sus alimentos antes de ingerirlos. Igualmente, descubrió que puede sumergirse en las aguas termales de su hábitat para evadir y superar el intenso frío.

Su piel está protegida por un espeso pelaje de color pardo o gris levemente claro. Este pelaje crece, se le multiplica y hace más grueso durante el invierno. Su cara carece de pelos y adquiere una coloración rojiza debido a la cantidad de vasos sanguíneos de su piel. Esta característica se hace mucho más notoria en la época de fría. La parte trasera de su cuerpo exhibe igualmente la misma coloración rojiza.

macaco japonés

Se sabe que es una especie intensamente social. Suele vivir en grandes grupos cuyos individuos se pueden contar hasta por centenas. En promedio, cada grupo se compone de unos 40 macacos, pero hay otros que pueden tener hasta 700 de ellos.

El tamaño de estos macacos es mediano pero tienen un cuerpo robusto. Un macho normal puede alcanzar unos 57 centímetros de altura y pesar un poco más de 11 kilos. Las hembras, por su lado, pueden medir algo más de medio metro y pesar casi 8 kilos y medio. Su dimorfismo sexual es evidente.

Hábitat del macaco japonés

Es un primate originario y endémico del Japón y se encuentra en la mayoría de las islas del archipiélago. La región de latitud más al norte donde residen los macacos japoneses, se corresponde con la isla de Yakushima. Allí se encuentra el hogar de una de sus dos subespecies.

Es habitual en los bosques subtropicales y subárticos ubicados a menos de 1.500 metros sobre el nivel del mar. No obstante, también prospera en bosques de hojas perennes y de hojas anchas. En la región norte del Japón, estos animales soportan temperaturas que alcanzan en promedio 10,9 grados centígrados.

Alimentación

El macaco japonés es considerado como un animal omnívoro. Bien puede alimentarse de especies vegetales o como de especies animales. Su dieta varía en relación con la estación del año en la que se encuentre. Por regla general, se alimenta de frutas, semillas, hojas, raíces, corteza de árboles, flores, plantas cultivadas. Pero, igualmente puede comer insectos, cangrejos y animales pequeños. Durante los inviernos suele comer hojas maduras y durante el verano, prefiere las frutas.

macaco japonés

Reproducción

Las hembras de los macacos japoneses tienden a alcanzar la madurez sexual alrededor de los cuatro o cinco años. Los machos son maduros sexualmente tan solo un año más tarde. Se sabe que los macacos japoneses pueden aparearse a todo lo largo del año, incluso sin estar en celo.

Parece ser habitual que las hembras se apareen con varios machos diferentes durante el ciclo de fertilidad. Esta práctica puede deberse a dos razones, una de ellas, por supuesto, sería garantizar la fecundación de la hembra. La segunda tendría que ver con la protección y sobrevivencia de las crías.

El período de la gestación dura aproximadamente seis meses a partir del apareamiento. Al término de este lapso nacen las crías, cada hembra suele tener solo un vástago. Estos primates resultan ser unos protectores extraordinarios. Cada miembro del grupo realiza algún tipo de actividad en cuanto a la atención y cuidado de los macacos jóvenes.

Depredadores

El macaco japonés como hemos comentado, vive en lugares muy remotos y de difícil acceso. Debido a esto, parece que no padecen amenazas de los depredadores que forman parte de su hábitat natural. A pesar de esto, el macaco ha sido clasificado como una especie amenazada. Una de sus subespecies, el macaco japonés del sur, incluso está catalogado como un animal en peligro.

La razón de esta condición reside en las actividades humanas. Ambas especies han estado expuestas a la pérdida de su hábitat natural por el crecimiento urbano del Japón. Las cifras de su población han disminuido, se calcula que pueden quedar solo 50.000 individuos en todo el archipiélago.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…